martes, 27 de enero de 2015

JAMES NACHTWEY

James Nachtwey es uno de los fotógrafos contemporáneos más reconocidos y respetados del mundo. Los numerosos premios recibidos, como el Martin Luther King, la Medalla de oro Robert Capa, el World Press Photo o el premio Bayeaux para corresponsales de guerra, avalan su larga trayectoria. Según el abc de la fotografía, Nachtwey es el “más experto de los reporteros de guerra y probablemente uno de los pocos que ha mostrado interés por la guerra misma.”






Nacido en el estado de Nueva York en 1948, se licenció en Historia del Arte y Ciencias Políticas en 1970. Durante sus primeros empleos, entre los que se cuentan aprendiz de editor y conductor de camiones, empezó a interesarse por la fotografía social.
Las imágenes de Vietnam y del movimiento por los derechos civiles norteamericano le llevaron a darse cuenta del poder de la fotografía como medio de comunicación y de denuncia. Él mismo declaró en una entrevista con Dena Cown que "el público y la opinión pública necesitaba el conocimiento de estos temas. Pensé que la fotografía era una herramienta muy útil para concienciar y cambiar y por eso quise involucrarme en ello".
En los últimos treinta años James Nachtwey ha captado imágenes de más de 25 conflictos bélicos o sociales a lo largo y ancho del mundo para distintos medios. Irlanda del Norte, África, Centroamérica, Oriente Medio, el Sureste Asiático o los Balcanes han sido escenarios de emergencias de los que el reportero gráfico ha querido dejar su testimonio y denunciar públicamente.
"Creo que la gente se debe ofender con el genocidio. Se debe ofender con la limpieza étnica. Se debe ofender con el hambre. Mi trabajo no es hacer que esas cosas sean cómodas o fácilmente digeribles. Mi trabajo no es hacer sentir cómoda a la gente con estas cosas, ni entretenerles. Mi trabajo es concienciar a la gente del hecho de que son crímenes contra la humanidad”, asegura en su web.


Entre 1980 y 1985 se asoció con la agencia Black Star y en 1984 fue contratado por la revista Time, además de pertenecer a la agencia Magnum desde 1986 hasta 2001. Sin embargo, no todas las historias que el fotógrafo quería contra resultaban atractivas parta los medios de comunicación. En casos como los orfanatos de Rumanía o la hambruna en Somalia, el propio Nachtwey financió sus viajes.
En 2001 Nachtwey abandonó Magnum y cofundó la agencia VII. En 2003, mientras cubría la llegada de las tropas estadounidenses a Iraq, una granada de mano entró en el vehículo del ejército norteamericano en el que iba con el corresponsal de Time Michael Weisskopf e hirió a dos soldados y a ambos periodistas. Nachtwey llegó a tomar varias fotografías del médico que asistía a Weisskopf antes de quedar inconsciente durante varios días.
Logró recuperarse para ir al Sureste Asiático a cubrir el tsunami de 2004 y sigue siendo un fotógrafo incansable, protagonista del documental War Photographer basado en su obra y autor del libro "Inferno", en el que se puede ver su impactante trabajo.



He elegido a este fotógrafo porque sus imágenes me parecen impresionantes y muy impactantes debido a que todas son de guerras o catástrofes naturales. Su obra es magnífica siendo todas las fotos el reflejo del dolor y de la realidad más cruel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada