sábado, 19 de noviembre de 2011

Nuestra hermosa ciudad

No sé que tiene Gijón que me enamora tanto. La primera vez que estuve aquí, era muy niña, y casi no recuerdo aquella visita. Pero la segunda vez, tenía trece años y me quedé prendada de esta ciudad. La luz en la bahía, cómo el sol se escondía entre las montañas, las calles, las tiendas, las gentes que caminaban animosas por las calles. Aseguré en aquellos años que viviría algún día en Gijón, y aquí estoy, disfrutando de cada atardecer..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada